Cómo detectar la dispraxia y consejos

Desarrollo y Psicomotricidad

La dispraxia es un disturbio en el desarrollo que se manifiesta con una dificultad en el manejo del cuerpo, del espacio y del tiempo. La dispraxia, también es conocida como “Síndrome del niño torpe”, tiene que ver con una dificultad o incapacidad para realizar movimientos que implican cierta coordinación, por ejemplo atarse los cordones, utilizar cubiertos, escribir, etc. Si se atiende adecuadamente tiene un buen pronóstico, si bien no es reversible, porque se trata de una inadecuada maduración de esa área, el niño puede tener un rendimiento adecuado y una buena adaptación.

INSTRUCCIONES

– Aprendizaje tardío. Los niños dispráxicos aprenden más tarde que otros niños determinadas acciones, como hablar, sentarse, ir al baño, gatear.

– Dificultades en la realización de movimientos. A medida que el niño crece, se hace más evidente los signos del síndrome del niño torpe, es así que aparecen dificultades en la realización de…

Ver la entrada original 182 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s