CUIDADOS DESDE EL NACIMIENTO.Recomendaciones basadas en pruebas y buenas prácticas

           Las primeras horas tras el parto son cruciales para la aparición del vínculo madre/padre-hijo y para la instauración de la lactancia materna. Ambos hechos, el proceso de vinculación y la lactancia materna, influirán de forma determinante en el estado de salud del niño/a y en su desarrollo emocional. Durante años se han ido instaurando en las maternidades

Cuidados desde el nacimiento

(Click en la imagen para acceder)

una serie de prácticas, la mayoría de ellas con finalidades supuestamente preventivas, que no se habían evaluado en cuanto a su efectividad y oportunidad en el momento de su aplicación. Algunas de ellas han sido verdaderas barreras para la instauración de la lactancia materna que en sí misma es una actividad preventiva con un espectro de actuación y una eficiencia que probablemente no tiene ninguna otra actividad de las que se han introducido. En esta revisión además de identificar qué actividades se pueden reconocer como buenas prácticas y cuales son las pruebas que las soportan, también se revisa cual es el momento más oportuno para su aplicación y el método más adecuado para que el binomio madre/niño/a no se separe y el grado de estrés y dolor del recién nacido sea mínimo. Todos estos aspectos son mas complejos si el recién nacido está ingresado en un servicio de neonatología y por tanto las actividades que se describen para ellos se refieren de forma específica en la sección de cuidados centrados en el desarrollo.

Este documento tiene como objetivo tratar de ayudar a los profesionales a identificar lo que se consideran buenas prácticas y qué pruebas hay para recomendar ciertas actuaciones en relación con el cuidado y la atención al recién nacido. Para ello se ha trabajado desde dos perspectivas diferentes, por un lado se han abordado los aspectos relacionados con el recién nacido sano y su cuidado desde el mismo momento del nacimiento hasta la primera semana de vida. Por otro lado se han evaluado ciertas prácticas que hoy en día se integran dentro de los llamados cuidados centrados en el desarrollo que se proporcionan a los recién nacidos enfermos o muy prematuros. Los cuidados centrados en el desarrollo reúnen todas aquellas prácticas que tienen como objeto favorecer el desarrollo neurológico y emocional del recién nacido enfermo y también disminuir el estrés y la carga de sufrimiento que conlleva el ingreso para los recién nacidos ingresados y sus familias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Área profesional, Documentos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s