Atragantamiento: ¿Qué hacer?

Atragantamiento

Volvemos de vacaciones con unas pautas de la Logopeda del Centro Base de Ciudad Real  sobre cómo atender a niños que sufren un atragantamiento, extraídas de www.familiaysalud. es

¿Qué hacer?

A. Si el niño está consciente y es menor de 1 año hay que mirar la boca. Si vemos el objeto lo extraeremos pero con mucho cuidado de no empujarlo hacia dentro.

Si no lo vemos o no podemos extraerlo hay que girar al niño, ponerlo sobre nuestras piernas con la cabeza algo más baja que el cuerpo y darle 5 golpes secos en la parte alta de la espalda (entre los omoplatos).

Después le damos la vuelta y comprobamos si respira. Miramos la boca de nuevo y si no se ve nada y el niño sigue sin poder respirar haremos 5 compresiones en el centro del pecho (debajo de la línea imaginaria que une los pezones) con 2 dedos de la mano.

Volvemos a comprobar si respira o si tiene algo en la boca y si no volvemos a los golpes de la espalda. Así sucesivamente hasta que respire bien, expulse el objeto o empeore y pierda el conocimiento (Figura 1).

B. Si el niño está consciente y es mayor de 1 año hay que hacer lo mismo, pero en vez de compresiones en el pecho se harán en la boca del estómago. Nos colocamos detrás de él, con el niño de pié y rodeando su cintura con los brazos.

Colocaremos el puño de una mano en la zona del estómago (entre el ombligo y el tórax).

Cogeremos el puño con la otra mano y realizaremos una compresión fuerte hacia dentro y hacia arriba (maniobra de Heimlich) (Figura 2)

Se trata de hacer salir el aire que queda en los pulmones y que arrastre el cuerpo extraño hacia fuera.

¿Qué hay que hacer si esta inconsciente?

Si el niño está inconsciente desde el principio o si pierde el conocimiento mientras estamos haciendo las maniobras anteriores hay que actuar como ante una parada cardiorrespiratoria.

1. Lo primero comprobar que se ha llamado al 112 para pedir ayuda.

2. Poner al niño sobre una superficie dura y comprobar si se ve el cuerpo extraño en la boca. Si se ve intentar extraerlo.

3. Abrir la vía aérea colocando una mano en la frente y la otra tirando de la barbilla hacia arriba y abriendo la boca.

4. Hay que comprobar si respira. Si respira ponerle de lado y comprobar que siga respirando hasta que lleguen los servicios de emergencia.

5. Si no respira hay que poner la boca sobre la boca del niño, tapar la nariz con la mano que sujeta la frente e insuflar aire dentro, observando si se mueve el pecho y repetirlo 5 veces. Si el niño es pequeño pondremos la boca cubriendo la boca y la nariz del niño. 

6. Si no se mueve el pecho, hay que iniciar las maniobras de resucitación cardiopulmonar que en los niños consiste en 30 compresiones torácicas alternando con 2 insuflaciones boca a boca (o boca nariz).

7. Cada dos minutos hay que parar para comprobar si respira. En ese caso parar y mirar si hay algún cuerpo extraño en la boca.

8. Repetir este ciclo hasta que llegue el equipo del 112 o hasta que el niño empiece a respirar.

 

Extraído de: http://www.familiaysalud.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de divulgación para padres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s